El retrato como huella de la memoria